‘Veinticuatro fotogramas por segundo’, un relato en Espacio Ulises.

La televisión de los sábados a la mañana es una basura, así que cuando Elena se hubo levantado de la cama vino a ver qué estaba viendo. 
– Nada- respondí.
Así que se sentó a mi lado y empezó a tocarme un brazo. No pude resistirme y a los pocos minutos estábamos en la habitación haciendo el amor. Después de ducharnos, desayunamos y pensamos en qué podríamos hacer a la tarde.
– Hace sol. Podemos dar una vuelta- propuse.
– Sí. O podemos ir a ver el festival de cortos que empezó el jueves.
Ante mi evidente falta de originalidad, acepté y esa misma tarde, fuimos hasta el teatro principal para coger los pases y ver la programación. Se dividía en varios actos con cinco y seis cortos cada uno, a razón de varios días. Casi todos los rodajes eran nacionales, a excepción de tres: uno lituano, otro marroquí y un francés, y que estaban intercalados en los actos. Decidimos asistir a los dos pases de la tarde. Coincidía que los filmes extranjeros era ese mismo sábado. En total, como digo, vimos nueve cortos. Entramos a las cinco de la tarde y salimos a las seis y media después del primer pase. Luego entramos a las siete y salimos cerca de las nueve. Entre cada cortometraje había un pequeño descanso. (Continuar leyendo en Espacio Ulises)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s