Entrevista de presentación de ‘Esferas’ en Onda Cero, en el programa “Lugo en la onda”

Desde el minuto 55.

http://www.ondacero.es/emisoras/galicia/lugo/audios-podcast/lugo-en-la-onda-17012017_20170117587e16830cf2851d9651a2c6.html

Publicación de ‘Esferas’

338-img

En Ediciones Oblícuas (papel y electrónico): aquí.

En las librerías de tu ciudad en papel.

En Casa del Libro en versión electrónica: aquí.

En Amazon (España) en versión electrónica: aquí.

En Amazon (Estados Unidos) en versión electrónica: aquí.

En Kobo: aquí.

En Peruebooks en versión electrónica: aquí.

En !ndigo (Canadá) en versión electrónica: aquí.

Se puede encontrar en España y fuera.

‘La noche y yo’ de Juan Carlos Méndez Guédez

En estos tiempos, quien más o quien menos, ha tenido que vérselas con las redes sociales, ya sea para hacerse cliente o para rechazar el producto. En cualquier caso, la acción, positiva o negativa, trata de afianzar cierto nivel de individualidad; o, mejor dicho, afirmarse de un modo cartesiano, como una conciencia, aunque no sepamos exactamente en qué consiste.

De cualquier modo, lo que se produce es una necesidad relacional con la alteridad ―en sus distintas vertientes― y con las cosas. A partir de aquí es desde donde podemos leer La noche y yo (Páginas de Espuma), de Juan Carlos Méndez Guédez. Es cierto que podríamos fijarnos en la relación que establecen los distintos personajes en cada uno de estos tres relatos, aunque lo que es más claro es la relación que existe entre los personajes y las lecturas. (Texto completo en Cuatro Ojos Magacín)

Contemplación, escucha y ‘Paterson’

En pleno invierno, hay días en los que la niebla no se levanta en todo el día, lo que hace que la realidad adquiera un tono plateado. En esas jornadas, releo fragmentos de obras con el fin de encontrar alguna frase o palabra que adquiera un nuevo sentido por el reflejo de la luz de la calle.

A veces, me topo con algún destello iluminador que hace que tropiece y vuelva la mirada a la calle, quieta. Y me pongo a pensar en la velocidad cotidiana de nuestras vidas: las idas, las venidas, los caminos a medio hacer, que son mayoría. El camino y sus impedimentos; y pienso en que debería hacer un recuento —demencial— de los momentos en los que he tropezado, anotarlos uno a uno. Y entonces, me acuerdo de Paterson, de Jim Jarmusch. (Artículo completo en Drugstore Magazine)