Sleaford Mods y dos cervezas, por favor

Hay días en los que, después de la lluvia, aunque sea primavera, el ambiente parece estar más fresco de lo que realmente es. Son jornadas en las que las nubes grises se entremezclan con la espuma de una stout y no se pueden llevar pantalones de color gris porque si se mojan, el agua se nota más o hacen que el día sea peor sin serlo; como si la indumentaria estrictamente personal tuviese algo que ver con la meteorología y el estado de ánimo. (Arículo completo en Drugstore Magazine)